Translate

lunes, noviembre 14

Ideas nuevas para el debate iberoamericano


Aun se recuerda en Holguín la intervención del Dr. Jesús Valero Matas en el V Congreso Iberoamericano de Pensamiento, en octubre de 2009. En aquella oportunidad presentó el tema “Procesos migratorios e integración social”.
Varias generaciones de educandos llevan la huella de sus conocimientos. Valero Matas es miembro del Centro de Cooperación Española y docente del Departamento de Investigación de Sociología y Trabajo Social de la Universidad de Valladolid. El listado de artículos y obras colectivas donde ha participado es extenso y muy ligado a su trayectoria científica: “Liébana: la mujer: pasado, presente y futuro”, “La formación: una estrategia de empresa: el caso particular de las Pymes entre 3 y 49 trabajadores en Cantabria” y “Casos de recursos humanos y relaciones laborales”, son algunos de los títulos que lo ubican como referente entre los consagrados al tema.
En el año 2010, retornó a la sexta edición del evento. Su nueva disertación comparó las migraciones españolas con los movimientos de la población iberoamericana. Aunque parco en sus respuestas, el especialista en procesos migratorios aceptó compartir sus opiniones con nosotros.
MOC: Como estudioso de las migraciones que eres ¿Cuáles son los núcleos temáticos de mayores urgencias investigativas en el tema de las migraciones?
JVM: Las relaciones entre países de acogida y países emisores. Dentro de las interacciones, las relaciones norte y sur, y sur y sur. Para posteriormente adentrarse en los modelos de relaciones socioculturales dentro de los países de acogida”.
MOC: Como asistente asiduo al Congreso Iberoamericano de Pensamiento ¿qué perspectivas le ves a este evento?
JVM: El Congreso está muy orientado a cuestiones de pensamiento en materia conceptual, es menor su perspectiva hacia las relaciones internacionales de las actividades de los colectivos iberoamericanos actuales El Congreso puede aportar muchas ideas nuevas para afrontar el debate sociopolítico de Iberoamérica pero creo que el debate debe abrirse a cuestiones políticas reflexivas en torno al modelo liberal que domina la esfera mundial. Tanto para conocer sus fortalezas como debilidades. Por otra parte, el estudio de los movimientos migratorios es importante para conocer las realidades sociales, políticas y económicas de los países.

MOC: ¿Cuáles serían algunos de los contenidos impostergables en esa apertura temática que propones para el Congreso?

JVM: Pienso en la ciencia como un factor determinante en la consolidación de un modelo productivo importante, asociado a una educación superior proyectada a la innovación tecnológica. Desde luego han de analizarse los problemas de Iberoamérica y sus consecuencias en el subdesarrollo social. También merece atención el análisis de los nuevos movimientos religiosos de la sociedad iberoamericana para conocer muchas de las causas de la desigualdad social. Por supuesto, aunque lo deje para el final no significa que lo menosprecie, deben estar presentes los estudios sobre los movimientos migratorios, tanto internacionales como regionales, donde se analicen las repercusiones demográficas, sociales, económicas y culturales, sus efectos sobre el desarrollo social
MOC: ¿Qué te ha aportado tu participación en el Congreso?
JVM: Pude conocer y aprender otras perspectivas culturales, que me abrieron a cuestiones de pensamiento político latinoamericano que desconocía.
MOC: El Congreso se celebra como parte de la Fiesta de Iberoamérica, un conglomerado de actividades artísticas y culturales donde las ciencias sociales ya han asegurado su espacio. ¿Te parece que gana o pierde de esta manera?
JVM: Me gustaría separarlos, porque se celebra dentro de un evento de mucha vistosidad social.
MOC: ¿Cuáles son tus planes profesionales inmediatos?
JVM: Seguir investigando sobre los movimientos migratorios en todo el mundo, los efectos de las religiones en las sociedades laicas, aconfesionales y confesionales, y las repercusiones de la innovación científica en el mundo mal llamado globalizado.

viernes, noviembre 11

Declaración Final del Simposio Milenio Abierto


El Simposio Milenio Abierto, convocado por la Casa de Iberoamérica con el objetivo de intercambiar conocimientos sobre el contexto iberoamericano en medio de los procesos de la contemporaneidad, ha cerrado sus debates sobre las propuestas de colegas procedentes de diez países.

Tras una reflexión profunda y para nada carente de responsabilidad y compromiso con lo mejor de los pueblos iberoamericanos, expresa su consenso respecto a los siguientes temas:
-        Una personalidad colectiva iberoamericana puede constituirse en sujeto de progreso para nuestras sociedades, ante un mundo asimétrico y de resistencia a las hegemonías mediatizantes.

-        La identidad histórico cultural del área debe reconocer el complejo y contradictorio proceso formador y empeñarse en la búsqueda del progreso común, mediante la eliminación de las diferencias construidas a lo largo de cinco siglos de catastróficas relaciones. El objetivo final es alcanzable, si los más  favorecidos en esos intercambios, ponen la riqueza material acumulada, en función del desarrollo social común y, los herederos de menor fortuna, laboran con ahínco y racionalidad en el empeño de construir un mundo mejor.


-        El desarrollo humano en el área iberoamericana no puede medirse con los indicadores impuestos por los centros de poder planetario, sus variables de mensuración han de surgir de las realidades económicas, históricas y culturales que poseemos, de las aspiraciones propias a vivir en un mundo de paz y trabajo creador.

-        Nuestra identidad puede adquirir plenitud cuando sea comprendida y asumida como un proceso de integración multilateral, diverso, vivo, cambiante, atemperado a los contextos específicos de nuestros pueblos y a los instantes históricos por los cuales atravesamos. Reducirla, únicamente,  a la recuperación y transmisión de la memoria histórica tradicional es privarla de su capacidad creativa y enriquecedora, capaz de jerarquizar valores humanos que refuercen su legitimidad y perdurabilidad.


-        Nuestras  sociedades conquistarán un estadio superior en la medida que hagan parte de su vida cotidiana el respeto pleno de sus ciudadanos a las diferencias internas por motivos de generación, raza, género, religión,  y cuantos motivos puedan servir para la discordia y la desunión.

-        Los problemas del mañana claman por solución desde mucho antes de abrirse el Tercer Milenio. Interiorizarlo es una actitud consecuente. El hombre debe vivir en armónica comunión con la naturaleza para evitar, de manera extemporánea, su desaparición como especie.


-        El enfoque de las políticas y la educación ambientalista incluye las relaciones de empoderamiento e igualdad social como manera de acción eficaz de conquistar los objetivos que se tracen.
-        Cualquiera sea la naturaleza de los problemas que pretendan resolverse, las propuestas deben comenzar por una jerarquización del aspecto comunitario, tomado éste no solo en sus relaciones vecinales, sino también en aquellas establecidas por motivos laborales, estudiantiles, profesionales, virtuales, de ocio y entretenimiento creativos, por solo mencionar las más abundantes en nuestro contexto. Cualquier tipo de comunidad se convierte hoy en vehículo idóneo a la divulgación, educación y socialización de objetivos, herramientas, métodos y resultados experimentales.


-        La solidaridad plena, frente a las hegemonías planetarias, constituye un recurso insustituible para la necesaria unidad entre nuestros pueblos en el empeño por resolver las insuficiencias que hoy nos amenazan.

-        Milenio Abierto reconoce la honestidad, objetividad y sentido de pertenencia con que los investigadores enfrentan los problemas internos de su sociedad. No dan muestras de claudicación, sí de transparencia y convencimiento de que solo es posible salir de sus estrecheces con espíritu crítico, sin auto engaños y confiados en la causa que han abrazado.


-        Milenio Abierto reitera el pronto llamado a soluciones a los problemas del mundo de hoy. El Tercer Milenio ya está transcurriendo y la gigantesca brega a realizar requiere del concurso de múltiples generaciones. Ya no estamos en perspectiva, estamos en realidad. Este mundo, o lo destruye la especie humana, o lo salva la especie humana.  

martes, noviembre 1

Milenio optimista

Adios a las sombras. Esa parece ser la máxima conclusión del Simposio Milenio Abierto. Su conclusión en la ciudad cubana de Holguín dejó a los participantes muy optimistas.



No es para menos, el centenar de estudiosos de nueve países que intercambiaron en los salones del Hotel Pernik, donde sesionó el evento, pudieron aquilatar los esfuerzos que se realizan en cada rincón de Iberoamérica por resolver los problemas que el nuevo milenio ha puesto en la palestra pública.


Para nada se trata de que todo esté resuelto. Dificultades hay muchas, lo que importa es la cantidad de personas empeñadas, seriamente, en buscarle solución. El ámbito de debates fue amplio: la memoria y la identidad histórico cultural, las controversias que tienen como centro al género, la polémica sobre inclusión y exclusión, el desarrollo humano, el pensamiento y las políticas ambientalistas, fueron, entre otros, algunos de los principales temas tratados por los ponentes y conferencistas.

Buena parte de las ponencias emanaban de intervenciones comunitarias. El término era tomado en su asepción más amplia. Comúnmente, se asigna el término comunidad a aquel contexto donde priman las relaciones vecinales. Sin embargo, se reconoce que existen comunidades laborales, estidantiles, profesionales, enfocadas en el ocio, el entretenimiento y el uso del tiempo libre. Hasta el ciber espacio es escenario de comunidades.

Llama la atención que, mientras la Organización de Estados Iberoamericanos sesionaba en Paraguay con la asistencia de solo diez jefes de estado, los estudiosos de sus pueblos, preocupados por su destino, se hayan reunido en Holguín. No todo anda mal, depende del marco donde se traten los asuntos y de los protagonistas que tenga el intercambio.